ESCUCHE AQUÍ LA ENTREVISTA Radio Victoria"/> ESCUCHE AQUÍ LA ENTREVISTA Radio Victoria"/>

Noticia

La foto viral de un nieto y su abuela

La foto viral de un nieto y su abuela

Millones de personas en redes sociales han visto la foto de Álvaro Carrillo, un rinconero de 21 años, con su abuela Carmen, de 83 años, en el descansillo de su casa. Nieto y abuela llevaban casi un año sin verse por culpa de la pandemia. La foto ha dado la vuelta al mundo. Roberto López pudo hablar con Álvaro Carrillo y celebrar una foto que resume lo que muchos sentimos. Escuche la entrevista en el siguiente enlace>>>>>   ESCUCHE AQUÍ LA ENTREVISTA

A cinco metros y con mascarilla, así se han encontrado Álvaro Carrillo y su abuela Carmen casi un año después de que se vieran por última vez. Álvaro, de 21 años, no quería contagiar a su abuela, por lo que la única manera que han tenido de comunicarse durante todos estos meses ha sido a través de llamadas y videollamadas constantes, mientras esperaban con paciencia que Carmen pueda vacunarse para poder reunirse de nuevo. La última vez que abuela y nieto se vieron, además, fue por un motivo muy triste, pues se encontraron en el funeral del hermano de ella, que murió de cáncer de pulmón durante el confinamiento. Desde entonces, Carmen no se han encontrado en su mejor estado de ánimo, y a pesar de hablar con ella cada día, la familia nota que la mujer está cada vez más triste.
Por eso, y para remediarlo, Álvaro decidió hacer algo al respecto, sobre todo después de que la mujer le mandase un mensaje contándole que estaba muy triste. Obviamente no podía ir a darle un abrazo y cubrirla de besos en ese momento, por lo que pensó en la manera de ir a visitarla. Lamentablemente, el cierre perimetral y las restricciones de movilidad hacían de la visita algo imposible. Sin embargo, el joven tuvo un golpe de suerte: una cita médica en Málaga le permitiría acceder a la ciudad y poder visitar a la anciana. Así, el joven se trasladó desde su casa en el Rincón de la Victoria hasta la capital malagueña. Una vez en casa de su abuela, se sentó en el rellano para el peculiar encuentro; con mascarilla y a varios metros de distancia, abuela y nieto pudieron verse tras meses separados.