Noticia

Las quejas y denuncias de los alumnos continúan

Las quejas y denuncias de los alumnos continúan

Las quejas continúan: temblores en las aulas, agujeros en el suelo, cortes de luz, grietas, calor en las clases... Las denuncias de los padres y madres de los alumnos del SESO Torre de Benagalbón no cesan. Además los informes técnicos de la Policía Local y Urbanismo alertan sobre deficiencias de seguridad. Al parecer, faltan extintores, existen metales cortantes en los módulos prefabricados, quedan restos de obra

Desde el Consistorio han dicho no entender como la Junta "sigue insistiendo en que no son necesarios estos certificados, cuando en la resolución de la concesión de la licencia de obra se indica de forma clara que estos y la licencia de utilización son requisitos imprescindibles para tener todas las garantías posibles del uso de las prefabricadas".
En este sentido, han aludido al propio Reglamento de Disciplina Urbanística de la Junta de Andalucía en su Decreto 60/2010, de 16 de marzo, artículo 7 d). El equipo de gobierno ha indicado a través de un comunicado, que ha constatado, a través de una inspección al efecto que, "lejos de estar las instalaciones finalizadas, aún quedan muchos asuntos por atender y defectos que reparar que, además, incumplen la normativa vigente, como ocurre con el bordillo de hormigón prefabricado situado junto a la rejilla de pluviales en el pasillo de entrada sur al recinto".
Asimismo, han afirmado que también es necesaria la eliminación de elementos metálicos cortantes, situados en las esquinas de los módulos prefabricados, en las rejas de las ventanas y en los cerramientos. También han dicho que existen tramos del cerramiento metálico de tubos que no presentan suficiente rigidez ni estabilidad; elementos metálicos oxidados que deben ser reparados o eliminados; y está pendiente la retirada de restos de obras en las zonas que deben ser utilizadas por los alumnos.
Por parte del Ayuntamiento también se ha constatado "la inexistencia de extintores contra incendios en algunos módulos, y que aún está pendiente el sellado de los aparatos sanitarios para evitar vertidos a las zonas libres del recinto". Asimismo, desde el equipo de gobierno se ha advertido de que todas estas actuaciones pendientes deben llevarse a cabo antes de obtener la licencia de utilización de las instalaciones, por lo que es necesario que se aceleren los trabajos para que los alumnos puedan acudir a las prefabricadas en unas mínimas condiciones de seguridad.
Por ello, han informado de que desde el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria se va a conceder "un plazo extra de tiempo para que se subsanen todas estas cuestiones, de tal forma que se pueda garantizar el uso de las instalaciones para la tranquilidad de padres y alumnos".
CRÍTICAS A LA JUNTA
Por otro lado, el quipo de gobierno ha aclarado "dos aspectos en los que la Junta de Andalucía ha faltado a la verdad", como son, han dicho, "la acusación de que el Ayuntamiento tardó un mes en conceder el permiso de obra o que la zona en la que se propuso la instalación de las prefabricadas no está urbanizada".
Al respecto, han precisado que en el primer caso, "no se recibió la solicitud de obra menor para la instalación provisional de módulos prefabricados hasta el 14 de agosto", aclarando que se trata de una "fecha ya de por sí discutible y que dice poco de la planificación y previsión de la Junta de Andalucía". "Puesto que a fecha de 9 de marzo, tras la celebración de la Comisión de Escolarización, la Junta de Andalucía ya era consciente de la necesidad de escolarizar a los alumnos en dicho instituto". Además, han añadido que dicha solicitud de obra fue presentada "de forma incompleta" en cuanto a la documentación registrada y el pago de tasas, por lo que el 27 de agosto se le hizo a la empresa un requerimiento de la documentación. Han añadido, asimismo, que el 3 de septiembre la empresa envió parte de la documentación requerida, pero en esta ocasión tampoco la entregó de forma completa, por lo que el 5 de septiembre se le hizo un nuevo requerimiento y finalmente, el 14 de septiembre, se otorgó la licencia de obra, mismo día en el que presentaron las últimas subsanaciones. "Si la solicitud se hubiera presentado de forma adecuada y con toda la documentación pedida para una obra menor, de acuerdo a la ley, la licencia de obra hubiera sido otorgada mucho antes", han agregado en el comunicado.
Por otro lado, en cuanto a la falta de urbanización de la zona escogida para la instalación de las prefabricadas, el Ayuntamiento ha recordado que "se le ofertó a la Junta de Andalucía un solar junto al colegio de La Marina que se encuentra en una zona perfectamente urbanizada y de mejor acceso y servicios, actualmente, que el lugar donde se está haciendo la obra del instituto", añadiendo que "fue el Gobierno andaluz quien rechazó esta posibilidad".
Por todo ello, desde el equipo de gobierno consideran que, "además de acabar las obras lo antes posible, la Junta de Andalucía debería asumir los errores y retrasos evidentes y pedir perdón a los padres y alumnos por haber faltado a la verdad", han concluido.